Sung-bong Choi

Paul Potts descrestó al mundo con su espectacular voz en un reality de canto en el Reino unido, pero él no fue el único que nos dejó maravillado con su manera de cantar.

En Korea, apareció un joven de 22 años, que quedó huerfano a los 3 años, se escapó del orfanato a los cinco y desde ese tiempo sobrevivió en las calles de Korea vendiendo goma de mascar y bebidas energizantes, además asegura que en los últimos diez años ha vivido entre baños públicos y escaleras del metro. Además sacó un certificado donde habilitó el colegio sin haber ido nunca y hoy se encuentra en la universidad y tiene un trabajo como manufacturero.