Bola de níquel al rojo vivo contra un Nokia 3310

No hace mucho tiempo estuvimos hablando de la obsolescencia programada, esos dispositivos creados con una tiempo de caducidad muy corto. Pues bien, hay un celular que sin importar los años, no tiene pensado desaparecer y menos dejarse destruir.

Estamos hablando del Nokia 3310 quien ni una bola de níquel al rojo vivo logró destruirlo, evidentemente cuando se hablaba de obsolescencia programada no se pensó en este celular.
¡¡¡Ya quisiéramos ver a un smartphone de última generación enfrentado a un fósforo prendido y ver qué pasa…!!!!

Descubre más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *