ReiFy 2015

Hoy, que estamos hablando de música que se imprime en objetos, y que ese objeto se ponen en un aparato para ser tocadas y uno las pueda escuchar, esta actividad de hoy es perfecta: ¿Cómo se ve una canción después de imprimirla en 3D?

¿Se puede imprimir en 3D una canción? La respuesta es sí, y no solo eso. El extraño objeto resultante vuelve a convertirse en la canción que era con solo escanearlo mediante la cámara de un smartphone. Esa es la extraña propuesta de almacenamiento musical de una compañía llamada Reify.

La idea de ReiFy no es que convirtamos toda nuestra discografía en una colección de objetos que no nos cabría en casa, pero es una curiosa manera de transformar sonidos o canciones concretas en objetos decorativos para conservar o regalar.

Descubre más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *